Sociedad

Néstor Dipaola presentó dos libros en Uruguay

El periodista e historiador tandilense  Néstor Dipaola, fue invitado días pasados por la Dirección de Cultura de Minas, capital del departamento de Lavalleja, Uruguay, para presentar allí dos de sus libros: “El tango lejos del puerto” y “No te olvidés del pago, historias y cantos de la tierra”. En ambos, hace referencia a músicos y poetas de aquella ciudad, que posee un notable parecido paisajístico con Tandil, al estar bordeada por cerros del mismo plegamiento geológico.

En cuanto al primero de los trabajos nombrados, Minas está presente a través de la mención de la orquesta del bandoneonista Ricardo Arellano, fallecido en forma trágica el 29 de diciembre de 1981. Menciona a los integrantes del numeroso grupo, como por ejemplo Silvio Ortega, que fue guitarrista de Alfredo Zitarrosa. Es de hacer notar que dos de los músicos, Enrique Cubas (bandoneón) y Carlos Acuña (piano), tocaron en el acto mencionado, acompañando a cantantes del lugar, a modo de ilustración de la charla del tandilense. También hubo un recordatorio para la figura de don Humberto Correa, nativo de Minas y autor, entre otras obras, del célebre tango “Vieja viola”.

 

Una entrevista a don Santos Inzaurralde

El restante libro contiene entrevistas del autor a personas relacionadas con el mundo rural y temas afines. Se incluye una entrevista al poeta minuano Santos Inzaurralde, fallecido en 2013 a los 87 años. El literato estuvo en Tandil a finales de la década del ochenta y posteriormente en el año 2000, con motivo del Congreso Iberoamericano de la Poesía Décima, realizado en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Centro. Inzaurralde, entre otras actividades, presentó sus libros aquí. Viajó junto al músico de Minas Ulises Peña, eximio guitarrista. En el curso de una extensa entrevista, Inzaurralde desgrana recuerdos de su infancia, sus primeros juegos, la escuela, su incursión en la poesía, su amistad y posterior sociedad cultural con Santiago Chalar, el cantor con quien lograron difundir el célebre tema “Minas y abril”, convertido en un auténtico himno de esa ciudad. Luego de esa obra, llegaría el festival musical denominado precisamente “Minas y abril”, que en los últimos días desarrolló su edición número 33. Todo lo que se recauda durante los tres días se destina íntegramente al hospital municipal, que gracias a los cuantiosos ingresos por entradas, cantinas y rifas, se ha convertido en un centro asistencial modelo en el interior del Uruguay.

Nota anterior

Ponen en marcha el Programa de fomento a la exportación para empresas locales

Nota siguiente

Hoy habrá una Jornada sobre "el dilema del aborto" en Fasta

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.