Locales

Reclamo de justicia por la muerte de Fabián Leonardi

Un centenar de personas realizaron una marcha pidiendo justicia por la muerte de Fabián Leonardi, el joven de 20 años que falleció al caer con su moto en un pozo de obras de desagüe del barrio Movediza, el pasado 13 de abril.

Familiares y amigos de la víctima se movilizaron desde Av. España y Rodríguez hasta el Municipio portando una pancarta que rezaba  “A Fabián lo mato la desigualdad”. Durante el recorrido, hubo cánticos exigiendo justicia al gobierno municipal y a la empresa responsable de la obra.

Ninguna autoridad comunal salió a recibir a los vecinos del Barrio La Movediza. Rosa, una amiga de la familia de la víctima dio lectura a un comunicado.

“A Fabián lo mató la desigualdad” “Tenía 20 años, era un pibe alegre, buen amigo y laburador”, dijo

“Todo el barrio acompaña a Marilina (madre de Fabián) en su dolor, quien mientras trabajaba, su hijo se encontró con el peor de los destinos.

Y contó cómo sucedieron los hechos  la fatídica noche del viernes 13 de abril: “Una vecina escuchó un ruido muy fuerte, salió a la puerta de su casa y comenzó a alertar a los vecinos. Todos fueron rodeando el pozo muy grande que ya habían pedido por favor que se tapase, porque un niño había caído en él y entendían el peligro que significaba. Pero las autoridades correspondientes hicieron caso omiso a esta situación”.

“Es un pozo, que realizó una empresa privada, contratada por el Municipio, estaban haciendo un trabajo desde hacía ya seis meses, quedando expuesto, sin tapar, durante el día y la noche. El pozo se reabrió para destapar los conductos de una obra que se hizo nueva, pero mal. Un pozo que recién el día después de la tragedia, el Municipio ordenó tapar “enfatizó.

“La Movediza es uno de los tantos barrios relegados y en completo abandono. Parece que no pertenece al Tandil Soñado. En la calle Azucena , apenas hay luz, el alumbrado se encuentra en la vereda de enfrente, alejado del pozo. Por eso decimos que Fabián es víctima de la desigualdad. Lo mató una obra sin señalizar, sin carteles, sin luminarias y sin conos. Nada que indique que había un hueco abierto en la calle, es una ‘boca de lobo’ para los vecinos. Lo mató la desidia y el desinterés”. Subrayó.

En el comunicado se reprochó el accionar del personal de salud y de los efectivos policiales: “La ambulancia tardó 25 minutos en llegar hasta el barrio remarcó la vecina, y  los efectivos de la Comisaría Segunda, que se encontraban en el Hospital, por la causa, impidieron que una parte de la familia vea el cuerpo de Fabián y la reprimieron violentamente. Golpearon a uno de sus hermanos dándole patadas en el piso y sometieron con el cuello contra la pared a una hermana, que es menor de edad. Ante la situación, nadie veló ni socorrió por la contención de esta familia”.

“Nadie los ayudó al ver que pasaban por ese maltrato, en un momento de profundo dolor. El sistema les volvió a mostrar su peor cara. Después tuvieron que hacerse cargo del traslado del cuerpo de Fabián, nuevamente a Tandil. Todavía no comprendían la tragedia y el procedimiento practicado deliberadamente en otra ciudad, sin siquiera poder oponerse. De la violencia física institucional, del abuso de poder, del abandono, la familia no contó con ningún tipo de asistencia”, aseguró.

“una madre sin recursos del barrio Movediza, tuvo que mover cielo y tierra para traer a Tandil, el cuerpo de su hijo y poder despedirse de él. Fabián era un joven de nuestra ciudad, lleno de sueños, con un camino por recorrer. No olvidaremos su nombre y lo recordaremos cada vez que podamos y que sea necesario, mientras no se haga justicia”.

“Esto ocurrió en Tandil, y como sociedad no podemos hacer la vista hacia otro lado, porque los culpables de esta injusta muerte, residen hoy en nuestra ciudad como autoridades, sumando a Fabián a su larga lista de responsabilidades sin cumplir, llevándose otra vida con su negligencia, apatía, desinterés y total abandono hacia una gran parte de nuestra ciudad. El otro Tandil, de los olvidados, los siempre últimos de la fila, los humildes. A Fabián lo mató la indiferencia, la apatía y la desigualdad. Por él, pedimos justicia”, concluyó

Minutos después Marilina Úllua acompañada por familiares, ingresó al Palacio Municipal y se reunió con el Jefe de Gabinete, Julio Elechiribehety

Nota anterior

Operativo para la realización de D.N.I

Nota siguiente

Caso Leonardi: “Solo buscamos justicia”

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.