Locales

Posible cierre del Frigorífico “Mirasur”

Ayer, los representantes de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, entidad que representa a los trabajadores del sector, participaron de la audiencia de mediación en el Ministerio de Trabajo de Nación ante el posible cierre del Frigorífico Mirasur. Posteriormente se juntaron con representantes de la Mesa Intersindical Tandil para poner en conocimiento del estado de situación a los diferentes gremios que conforman ese espacio.

El establecimiento está cerrado desde hace 35 días y peligran las fuentes de trabajo de unas 40 familias de nuestra ciudad. Desde el sindicato reclaman la intervención del Municipio para evitar la quiebra de la empresa, instancia a la que entienden que se podría llegar la patronal en caso que no se superen los procedimientos de regulación fitosanitarios previstos para los próximos días.

“Lo que pedimos es que el Municipio intervenga, que tome cartas en el asunto. Estamos hablando de 40 familias que se pueden quedar en la calle. El Estado Municipal no puede mirar siempre de afuera esperado que todo se resuelva en función de la dinámica del mercado. Tiene que intervenir porque el bienestar general es su responsabilidad” sostuvo Julio Romero, vocal de la Federación de la Carne. “No queremos pensar que existe complicidad en el cierre pero, ante la evidente inacción de funcionarios públicos tanto municipales, provinciales como nacionales, se nos hace difícil pensar otra cosa” agregó.

El frigorífico pertenece a Javier Legarreta, un joven empresario heredero de la fortuna familiar que hizo su padre, un reconocido empresario de la carne.

“Legarreta es el responsable directo de no haber cumplido con las regulaciones y exigencias que planteaban desde Ganadería de la provincia de Buenos Aires. El Municipio tiene la responsabilidad de controlar el funcionamiento de los establecimientos donde desarrollamos nuestra faena. Tenemos compañeros que hoy están desarrollando trabajos de pintura y mantenimiento para que el frigorífico siga abierto” indicó Romero y agregó que “no puede ser que en el marco del Tandil del Bicentenario se esté naturalizando el cierre de un frigorífico”.

En principio lo que los propietarios del frigorífico solicitan – y los trabajadores acompañan- es que le den más tiempo para regularizar su situación y, también, que le garanticen una cuota semanal de trabajo para mantener las fuente de empleo.

Pasado el mediodía los representantes de los trabajadores de la carne se reunieron en el primer piso del Palacio Municipal donde se encontraron con concejales de las distintas fuerzas políticas que se interiorizaron sobre la situación del establecimiento y se comprometieron a seguir de cerca el futuro de las 40 familias que viven de ese trabajo.

La empresa actualmente se encuentra en convocatoria de acreedores y han solicitado ante el Ministerio de Trabajo que se les habilite el procedimiento preventivo de crisis, una medida similar a la que se le concedió días atrás a la multinacional Carrefour.

El próximo lunes 14 de mayo habrá una inspección de SENASA en el establecimiento y, en caso de no ser aprobado, se especula con el cierre definitivo del frigorífico.

Nota anterior

El Municipio no aceptará la apertura de una cantera nueva

Nota siguiente

Segunda marcha contra los tarifazos

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.