Regionales

Reclaman políticas efectivas para el Campo

El sector lechero atraviesa un escenario complejo y el Gobierno nacional no logra hallar las herramientas para encontrar un principio de solución. Si bien esta producción arrastra una prolongada crisis estructural, en los últimos tres años esta situación se agrava con el correr del tiempo.

Las diferencias entre el sector productivo y las autoridades nacionales son cada vez más evidentes. Por un lado, desde la secretaría de Agricultura ofrecen como única opción las mesas sectoriales que terminan en un callejón sin salida. En el rincón opuesto, los tamberos y las entidades que representan al sector reclaman soluciones para no abandonar la actividad.

Al igual que gran parte de la producción agropecuaria, este eslabón productivo siente con fuerza los cimbronazos de la economía. En esta tormenta perfecta que se cierne sobre los tamberos se combina el bajo precio recibido por su materia prima, la suba del dólar que impacta de lleno en una actividad con el 80% de sus costos atados a esa moneda y la fuerte presión tributaria, entre algunos de los aspectos a tener en cuenta.

El martes 30 de octubre se llevó a cabo una nueva reunión de la Mesa de Competitividad Lechera. Más allá del esfuerzo de las autoridades por instalar una agenda de temas para este sector, la realidad es que Agroindustria y los productores tamberos hablan distintos idiomas.

En el encuentro también participaron el jefe de Gabinete de Agroindustria, Santiago del Solar y representantes de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL) y del Centro de Industria Lechera (CIL). Por el lado de las entidades gremiales asistieron integrantes de Federación Agraria Argentina (FAA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO).

Tras la reunión, desde la cartera agropecuaria sostuvieron que buscan promover “las buenas prácticas comerciales en la cadena láctea”. En este camino, el secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere y el director nacional de Lechería, Alejandro Sammartino señalaron la necesidad de trabajar en la mejora de los plazos y las condiciones de comercialización.

Pero los tambos viven cada día al filo del cierre. Con números que no cierran por ningún lado, una industria que paga a cuentagotas y la imposibilidad del acceso a crédito, los productores no necesitan diagnósticos sobre su situación, reclaman medidas concretas.

Este desencanto quedó visible en un comunicado elaborado por la Mesa de Enlace. En el documento, manifestaron que enfrentan “un mercado interno contraído, una exportación errática, incertidumbre cambiaria, altas tasas de interés, conflicto de intereses, productores trabajando a pérdida, y las respuestas no son suficientes”.

Ante este panorama, advirtieron a las autoridades que es “hora de definir y coordinar políticas públicas en el ámbito financiero, de mercado interno y de exportación,  que permitan recuperar la actividad, con herramientas que signifiquen una mejora para toda la cadena, sin excepción”.

 

Nota anterior

Daniel Avila

Nota siguiente

Centinela finalista del maxi y arrancan los cuartos en el pre-maxi en Basket

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.