Sociedad

Anales donados al Concejo Deliberante

La obra de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas fue entregada en donación a la legislatura municipal, que los pondrá al alcance del público en un espacio de la Casa de la Cultura de Tandil como anexa de la extensión cultural del cuerpo legislativo.

Ese espacio dependiente de la Subsecretaría de Cultura del Municipio está abierto al público todos los días de la semana y cuenta con personal capacitado y una bibliotecaria ad hoc, dado que en el lugar también funciona el Archivo Histórico Municipal.

La Academia

En 1938 quedó instalada en Buenos Aires la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas con el objeto de profundizar los estudios de las disciplinas humanísticas que definen su campo, y colaborar con su difusión y promoción. Tiene como fin fomentar y difundir el estudio de las ciencias morales y políticas en sus distintas ramas específicas. Propender el progreso de la Nación colaborando en el mejoramiento de las instituciones políticas en general y en particular las que a ella se vinculen, en sus realizaciones presentes y futuras. Evacuar las consultas que puedan formularle los poderes públicos nacionales, provinciales y municipales, y las instituciones docentes, científicas y técnicas en cuanto sean, a su juicio, de interés general y de carácter científico.

Estimular la producción científica, discernir premios y colaborar en la constitución de tribunales encargados de dictaminar sobre el mérito de la producción intelectual, relacionados con las materias de competencia. Resolver la publicación, parcial o total, de las declaraciones y resoluciones de la Academia, así como los trabajos presentados por sus miembros; en particular los “Anales”. Asimismo, se ocupa de establecer y mantener relaciones con las instituciones y personas que se dedican al estudio e investigación de las ciencias morales y políticas.

En sus casi ochenta años esta Academia ha contribuido a la cultura del país y al asesoramiento de los poderes públicos mediante dictámenes e investigaciones y una permanente indagación en materias de teoría política, constitucionalismo, legislación, ordenamiento jurídico, política internacional, historiografía, sociología política y economía.

Los ocho Institutos creados en el ámbito de la Academia extendieron e intensificaron considerablemente los campos de aquella acción científica mediante la participación de especialistas y a través del ejercicio de una particular dinámica con la participación de cerca de ciento setenta integrantes.

Su publicación regular, Anales, recoge los trabajos de los Académicos de Número y de los Académicos Correspondientes, así como los estudios realizados en el seno de los Institutos.

Integraron la Academia consagrados investigadores y juristas, incluso los Premio Nobel Dres. Bernardo Houssay y Carlos Saavedra Lamas. Los miembros son treinta y cinco, además de los académicos correspondientes, los eméritos y los honorarios.

La Academia mantiene reciprocidad con sus homólogas de España y de Chile. Su denominación proviene de la homónima de Francia, fundada en París en 1795.

 

Nota anterior

Santamarina no pudo con la “lepra” mendocina

Nota siguiente

Diego Fernández disertará en la Asociación de Abogados

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.