Locales

Juan Grabois: “Tenemos que poner a Cristina en la Casa Rosada”

Bajo el enunciado de desalojar a Mauricio Macri del gobierno en 2019, el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, encabezó el acto de lanzamiento del Frente Patria Grande en el Centro Cultural Universitario.

El dirigente estuvo acompañado por el referente local Juan Arrizabalaga, la precandidata a Diputada provincial Daniela Castro y Susana Díaz del MTE local.

También estuvieron presentes los concejales de Unidad Ciudadana Silvia Nosei, Darío Méndez y Rogelio Iparraguirre, y las referentes de Mujeres Sin Techo Stella Maris “Cacha” Sena y Mirta Piqueras, entre otros.

Ante un recinto colmado, el dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular anunció que el frente trabajará en la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner

Sobre la conformación del espacio político, Grabois manifestó que: “Las distintas organizaciones sociales y movimientos populares sellaron públicamente su unidad de cara a las próximas elecciones con el fin de dar fuerza a un gran frente patriótico en el que se destaque la voz de los más humildes y las distintas expresiones emergentes de mujeres y jóvenes.”

El joven abogado y dirigente social, se refirió a las propuestas de campaña del presidente Mauricio Macri: “este señor que nos prometió pobreza cero, la unión de argentinos, terminar con el narcotráfico, nos empobreció hasta el hambre, desunió mucho más a la sociedad de lo que estaba y creó las condiciones para que la droga y el narco se expandan”.

Y describió la cruda realidad sobre el flagelo de la droga que afecta a miles de argentinos: “la desesperación que veo en cada lugar al que voy, me doy cuenta como los hijos de las compañeras tal vez en la propia casa, están empezando a revender ?falopa? y a envenenar a sus propios amiguitos y vecinos, para ganar un mango y poder pagar un pedazo de carne, un litro de leche. Este gobierno creó las condiciones para generar una situación de mexicanización, de colombianización, de favelización de la Argentina. Si bien la droga siempre existió, la situación que hay hoy, es catastrófica.

Durante su discurso planteó una renegociación con el Fondo Monetario Internacional: “Cristina le va a decir a la Cristine mala (por Lagarde) No le voy a sacar a los jubilados, no le voy a sacar el salario a los trabajadores, no le vamos a sacar el pan a los pibes”. “vamos a arreglar de otra manera porque ya no está más “chirolita”, (en referencia a Mauricio Macri) ahora hay alguien que va a defender al pueblo”. Por eso, siguió Grabois, “Tenemos que poner a Cristina en la Casa Rosada”.

En ese sentido, propuso una serie de objetivos: “la representación política del campo nacional y popular que estamos en contra Macri, deben ser los pibes. Queremos ampliar la representación política a nivel local, provincial y nacional impulsando que los Concejos Deliberantes, en las legislaturas provinciales y en el Congreso Nacional, haya hombre y mujeres  que dediquen su vida a la defensa de los más pobres”.

“Nosotros los que venimos de ésta cultura política lo hacemos desde lo que aprendimos en el movimiento popular, en la barriada, en la cooperativa, en el movimiento de mujeres y en el estudiantil. Y dirigiéndose al concejal Rogelio Iparraguirre manifestó “Nosotros necesitamos que lo pongas a Juancito (Arrizabalaga) en el Concejo Deliberante” ante la gestos de sorpresa del edil y el aplauso de los concurrentes.

Mencionó también la necesidad de cambios estructurales: “El programa Tierra, Techo y Trabajo que lo vienen desarrollando todos los movimientos populares (CTEP, Movimiento Evita, Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa). Es un programa político”.

Cuando hablamos de tierra, nos referimos a una Reforma Agraria porque creemos que no hay posibilidad en la Argentina sino se transforma estructuralmente sus desigualdades y eso es a través de una Reforma Agraria cuestionó y replicó; “que se cambie la forma en la que se maneja la propiedad de la tierra desde la conquista del desierto hasta hoy, creemos que hay condiciones para hacerlo. No puede haber gente con 40 mil o 100 mil hectáreas de campo, tiene que haber un tope. La tierra hay que repartirla y es para aquel que la trabaja y para los 1500 pueblos originarios”

“Tenemos 60 mil unidades productivas que producen alimentos y son arrendatarios de 2 o 3 hectáreas. Como no vamos a poder desde un gobierno popular garantizar que en vez de que le saquen la plata para los arrendamientos, que con esa plata paguen el crédito para ser propietarios de sus tierras y no tener que ser explotados toda la vida”.

Nota anterior

 Primer Congreso de Profesionales en Turismo

Nota siguiente

Cartelera de cine Espacio INCAA Unicen

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.