Deportes

Festejos de los hinchas de San Lorenzo por la Vuelta a Boedo

Soriano volvió a la Metalúrgica

Osvaldo Soriano volvió al lugar donde trabajara y escribiera los cuentos y las novelas que después lo llevaron a ocupar uno de los lugares más importantes de la literatura nacional. Ayer  hinchas de San Lorenzo inauguraron un mural con su imagen en la fábrica recientemente cerrada Metalúrgica Tandil.

La obra fue realizada por el artista Federico Pose, quien también retrató al cura Lorenzo Massa, creador de San Lorenzo, a Adolfo Res, impulsor de la vuelta a Boedo del club, y a Osvaldo Victorero, un ex obrero metalúrgico y militante de la peña El Nuevo Gasómetro Tandil.

En Lisandro de La Torre y Pratt se autoconvocaron los sanlorencistas este viernes por la tarde para destapar la pintura y vivir un momento con mucha emoción. Quienes hicieron uso de la palabra destacaron la misión social y cultural de la institución azulgrana y la nobleza de su gente. “San Lorenzo es un cura trabajando por los chicos pobres, Soriano haciéndonos volar con sus historias fantásticas, Res convenciéndonos de que no hay imposibles y la ternura de Victorero para enfrentar todas las batallas”, expresó Silvina Latorre, una de las principales oradoras.

Tras el acto, una caravana de autos con banderas y globos azules y rojos recorrió las calles céntricas celebrando la vuelta a Boedo del Ciclón. Los festejos continuarán este domingo en el terreno recuperado de avenida La Plata donde estaba el Gasómetro y una delegación de tandilenses estará ahí.

El discurso de Juan Olano

Otro de los principales impulsores de esta movida fue Juan Olano, quien escribió este discurso y los compartió con los presentes junto a Franco Beccia.

El pueblo sanlorencista de Tandil se declara en estado de profunda emoción y algarabía por sentir que se ha hecho justicia, que tantos años de lucha han tenido sentido, que esta gesta tildada de “locura” por los zombies (léase muertos vivos) del mundo posmoderno, ha cobrado sentido haciéndose realidad: ¡San lorenzo vuelve a Boedo, señores!

Esta lucha con olor a epopeya se hace aún más gigante cuando observamos que ni grandes millonarios, ni poderosas multinacionales, ni roscas políticas de baja estofa o perspectivas de negocios de algún holding de la capital la han hecho posible: San Lorenzo vuelve a Boedo por su gente, por el sujeto histórico que supo concebir.

Ahí lo tienen al gran Adolfo Res y sus secuaces, mentores y gestores de la vuelta, incendiándose a lo bonzo por la causa, “con una pata en el jabón y otra en el manicomio” como diría Discepolo. Hombres que le han dicho no al fin de las ideologías y al mandato de lo efímero como forma de vida.

Y en este rincón de la provincia llamado Tandil, dentro de estas paredes guardianas del velorio de la Metalmecánica, donde el descomunal cuervo Osvaldo Soriano comenzó a escribir sus primeros cuentos trabajando como sereno para luego desparramar sanlorencismo por el mundo pero siempre añorando con el regreso, la vuelta.

Y al gran Osvaldo Victorero, ex trabajador metalúrgico, cuervo hasta el caracú, arquitecto del monumento histórico “Quincho Don Aníbal”, pedaleando hacia el horizonte de la felicidad de los pequeños cuervos de Tandil para llevarles obsequios el día de su cumpleaños….

“De vez en cuando la vida nos besa en la boca” decía el Nano Serrat, y hoy es de esos días en que nos sentimos hermosamente vivos porque comprobamos que, en tiempos de olvidos y des pasión, en tiempos en que la palabra ha perdido su peso específico y el único código pareciera ser el código de barras,   hay cosas que aún no han podido ser transformadas en bienes de consumo regidos por las leyes de la oferta y la demanda del mercado todopoderoso.

Y San Lorenzo lo vuelve a lograr: como cuando Lorenzo Maza pensó en un club para sacar a los pibes de la calle y darles un lugar para crecer sanamente, como cuando naciendo en el ascenso San Lorenzo se transformó rápidamente en un club de primera división, como cuando el estadio se transformó en el primera cancha del país en tener luz artificial (metáfora de nuestro destino el poder ver en la noche), o como cuando las dictaduras persiguieron y consideraron sistemáticamente a nuestra institución como una amenaza (quizá por ser faro de cultura, el pensamiento y la dignidad), o como cuando el gobierno militar de Videla nos impidió ser sede en el mundial 78 para luego ahogarnos financieramente porque también tenían intereses inmobiliarios en los terrenos de avenida La Plata, o como cuando al poco tiempo nos fuimos al descenso para volver al año habiendo rebalsado de pasión y multitudes cuantas canchas pasaron nuestros colores, logrando records de recaudación y asistencia de público, o como cuando hace más de dos décadas se comenzó a luchar por la vuelta a Boedo hasta llenar con más de 100 mil almas azulgranas la histórica Plaza de Mayo donde históricamente los desposeídos hablaron dignamente, o como cuando se logró desterrar definitivamente de la patria cuerva al invasor francés Carrefour hasta esta gloriosa vigilia que nos quema en el pecho.

Señoras y señores: ¡volvimos porque nosotros siempre anduvimos en amores, que nos van a hablar de amor!

Anterior

Raúl Izuzquiza

Siguiente

Andrea Almenta oficializó su precandidatura a Intendente por Consenso Federal

Archivo Autor

plandenoticias

plandenoticias

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.