Deportes

Buscan inculcar valores a niños y adolescentes a través del deporte

La Escuela de Boxeo Navarro abrió sus puertas hace dos años en un espacio cedido por el Municipio, ubicado en calle Thomas 47, en el barrio Las Tunitas. Con el apoyo de la JP-Evita, el equipo de entrenadores recibe a diario a alrededor de 15 niños, niñas y adolescentes, a quienes entrena y les transmite valores para que lleven una vida saludable. Cinco de ellos ya están compitiendo profesionalmente y aspiran a poder vivir de esta disciplina, que integra y contiene.

El espacio, abierto a toda la comunidad, funciona de lunes a viernes por la tarde, donde concurren chicos y chicas de diferentes edades. A penas uno ingresa, se encuentra con un mural pintado en una de sus paredes, con la frase “Deporte y Cultura para la dignidad”.

A escasos metros, está el ring y un sector para poder ejercitar. El aire que se respira adentro es cálido y a las claras se puede notar la dedicación, el esfuerzo y el compromiso de quienes lo llevan adelante.

El encargado del espacio y reconocido entrenador, Agustín “Pía” Navarro, contó cómo trabaja a diario junto a Yanina Sanrame y Eduardo Leonardi, exboxeadores amateurs y profesores de la escuela. Acompañado también por Diego Britos, de la JP-Evita, expresó su satisfacción por poder ayudar a niños y adolescentes, a través del deporte, a que puedan llevar una vida saludable.

“El deporte es lo mejor que hay”

-¿Cómo y cuándo surgió la escuela de boxeo?

Agustín Navarro: -Ya hace dos años que estamos trabajando. Surgió la idea y me preguntaron si podía trabajar con chicos y les dije que sí. Hay que arrancar desde los 10 años para arriba porque lamentablemente acá en el barrio hay mucha droga y el deporte es lo mejor que puede haber para que los chicos no caigan.

-¿Cuántos chicos vienen y de qué edades?

Yanina Sanrame: -Es variado, algunos días vienen 20 y otros 10. Estamos de martes a jueves, de 18 a 19 horas, con los nenes pequeños. Después entrenamos a los chicos más grande que tienen peleas y a los otros adolescentes que quieren venir a practicar este deporte.

-¿Cuáles son las particularidades del boxeo?

Diego Britos: -Lo que destacamos nosotros es la posibilidad que se da, a partir del deporte, de poder incluir a los niños y a los jóvenes, y también de poder sacarlos de muchas cosas malas que se dan en la calle. Nuestro objetivo es poder pensar en una cuestión saludable e inculcar además valores que tienen que ver con el cuidado del cuerpo y la salud. La preparación física implica no consumir ningún tipo de sustancia y desarrollarte físicamente, y ésa es la idea de los valores que queremos inculcar.

Un orgullo

-¿Cuál es la mayor satisfacción de ustedes? Imagino que debe emocionarlos ver el progreso de los chicos y chicas a quienes entrenan.

A.N.: -Sí, por ejemplo, yo estoy entrenando a un chico que ahora tiene 16 años y al menos él no cayó en la droga, pero hay muchos acá que están en ese camino. Y ya lo tengo peleando, lleva 7 peleas y ahora está por pelear por un título, y para mí es un orgullo tener a un chico así.

-¿Cómo está la situación en el barrio? ¿Qué ven ustedes?

A.N.: -Está bastante brava. Siempre estamos hablando del mismo tema, que es la droga.

-Imagino que no deben trabajar solos, sino en conjunto con otras organizaciones del barrio ¿Es así?

Y.S.: -Sí, hay bastantes espacios que ayudan a los chicos del barrio, el nuestro es uno.

-Y los elementos que necesitan para entrenar ¿Los compraron ustedes? ¿Se los donaron?

D.B.: Algunos elementos de deporte los conseguimos a través de los reclamos que hemos hecho desde la CTEP y muchas cosas las compran los mismos entrenadores. Muchos boxeadores traen sus propios elementos y los donan. En ese sentido, “Pía” también se encarga de comprar para tener todo para que los chicos puedan entrenar.

“Son muy unidos los chicos acá”

-Parece un deporte solitario, pero a su vez imagino que hay un sentimiento de equipo.

A.N.:-Sí, son muy unidos entre ellos, incluso se juntan afuera del gimnasio también porque son amigos. Uno entra y puede estar dos meses o hasta dos o tres años hasta que la carrera de amateur despegue y se haga profesional.

-¿Tienen continuidad los chicos?

A.N:-Sí, los que yo tengo para pelear vienen siempre porque ya decidieron que van a seguir la carrera de boxeador. Entrenan de lunes a viernes, a veces hasta los sábados, entre una a dos horas por día, y salen a correr a la mañana también.

-¿Puede venir cualquier persona?

A.N.:-Sí, cualquiera que quiera venir, puede hacerlo. De cualquier edad.

-Usted fue boxeador.

A.N:-Sí, amateur y profesional. Y los chicos que ahora me ayudan a entrenar, fueron boxeadores míos amateurs. Yo les enseñé lo que saben y lo están ejerciendo ahora. Es una doble satisfacción para mí.

-¿Y cómo llegó a abrir este espacio?

A.N.:-Esto ya lo tenía. Cuando saqué campeona mundial a Marisa Núñez, me donaron este lugar.

-Seguramente es testigo a que el deporte ayuda muchísimo a salir de algunas cosas que no están bien.

A.N:-Sí, para mí el deporte es lo mejor que puede haber.

Anterior

El Sistema integrado de salud cuenta con un espacio amigo de la lactancia materna

Siguiente

Jorge Roque Frutos

Archivo Autor

plandenoticias

plandenoticias

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.