Locales

“No se puede construir donde no hay agua”

La Asamblea en defensa de las Sierras de Tandil envío comunicado a los medios periodísticos locales ante los usos ilegítimos de macizos de tierras en las sierras

El texto de la carta expresa lo siguiente:

Usos Ilegítimos

Ante el reclamo por los incendios y ocupación de Villa del Lago, el Dr. Frolik, Presidente del Concejo Deliberante, dice que son propietarios legítimos. Esto no legitima incendiar y  construir. Es lamentable que se insista en una posición que es un gran contrasentido. Aun cuando quienes están ocupando los terrenos de Villa del Lago fueran propietarios legítimos, NO SE PUEDE CONSTRUIR DONDE NO HAY AGUA Y POSIBILIDAD DE GARANTIZAR UN ADECUADO TRATAMIENTO DE EFLUENTES. Así lo dice la ley madre del ordenamiento territorial (DL8912/77): aunque el loteo sea previo, si no cumple las condiciones de agua y saneamiento le cabe la restricción  (Art. 101). Esta restricción  debe ser inscrita por el municipio quien no lo hace porque las autoridades no tienen la decisión política de hacerlo. Esto marca una posición en los hechos para esta y para otras Sierras, más allá de los discursos.  Por favor no digan que cuidan las Sierras si no están dispuestos a hacer lo que hace falta y deben hacer para cuidarlas.

El Plan de Manejo de la ley de Paisaje Protegido sigue sin completarse en los aspectos operativos. Tampoco se completó (¿o se completó y se cajoneó?) el Plan de manejo de la zona serrana del Plan de Ordenamiento, con lo cual sigue vigente una normativa en base a cotas, que tampoco es cumplida por algunos actores.  Así vemos crecer varias mansiones en terrenos que no se podían subdividir (Foto1)  e, incluso la apropiación del sendero que otrora ocuparan las vías y pertenece al estado nacional (Foto 2).

Parece que en Tandil, algunos propietarios pueden hacer lo que se les canta. Y algunos pueden avanzar sobre los bienes que las autoridades  deben resguardar  pues son patrimonios colectivos, tanto el sendero de una vía como la salud de las cuencas hídricas y el ordenamiento urbano ambiental.

La celeridad para justificar algunas ocupaciones y construcciones contrastan con  la falta de disposición y la lentitud para atender las advertencias sobre los impactos en la calidad del agua que recarga el  acuífero del que se abastece la ciudad, en el cambio de escorrentía y aumento de riesgo de inundaciones, en pérdida de biodiversidad, en degradación del paisaje y afectación a los ciudadanos al derecho a transitar por las Sierras, las cuales son de acceso público según la ley de paisaje Protegido.  ¡Por favor: no sigan diciendo que cuidan las Sierras si no están dispuestos a hacer lo que corresponde! Y no instalen la idea de que un propietario legítimo sólo tiene derechos, como si no hubiera regulaciones para todos, porque si la mayoría de los tandilenses obrara en consecuencia, la ciudad perdería la calidad ambiental de la cual la dotó la naturaleza, sería un caos, y encima carísimo. ¿Quién se hará cargo de los problemas generados por decisiones individuales que contrarían el ordenamiento? Le recordamos que cada casa que se hace en Villa del Lago tiene varios tanques para que la municipalidad les suba el agua.

Una construcción dispersa, las manchas que crecen en las Sierras son sinónimo de efluentes cloacales y de demandas de agua, caminos, etc. Es carísimo con relación a lo que costaría en las áreas adecuadas para la construcción y todos pagamos la cuenta generada por quienes se empeñan en construir donde no se debe y destruyen el ambiente como bien común.

Si hablamos de derechos, hablemos de todos los derechos de todos y de la igualdad ante la ley. El derecho a Tandil es del conjunto de los tandilenses, presente y futuro. Y para garantizarlo es necesario el ordenamiento territorial que  cuide las Sierras y el agua.

Anterior

Polo: "La Ilusión Santo Mauro" Campeón de la Copa Primavera 2019

Siguiente

Mirian Liliana Urbistondo de Duret

Archivo Autor

plandenoticias

plandenoticias

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.