Policiales

Robaron y destrozaron la sede del grupo de scout “Brigadier Martín Rodríguez”

Varios menores de edad ingresaron, el pasado lunes 18 de noviembre, al predio del grupo de scout “Brigadier Martín Rodríguez, y robaron herramientas y elementos de acampe. Además, los delincuentes rompieron los vidrios de las instalaciones, ubicadas en Chile 751

A través de las redes sociales, referentes del Grupo de Scout, escribieron una misiva titulada “Sufrir en carne propia” y afirman lo siguiente:

El día lunes -feriado- en nuestro Grupo Scout, autores ignorados -como se los suele llamar- entraron en nuestras instalaciones -no una sino 2 veces porque ese día ya pudimos ver que eran menores y no se atemorizaron porque volvieron más tarde- y rompieron algunos vidrios, una ventana y robaron algunas herramientas y elementos de acampe.

Tristísima situación para quienes voluntariamente trabajamos con niños y adolescentes tratando de lograr dejar el mundo un poco mejor. Con esta angustia de la invasión, volvimos el miércoles para, como es nuestra costumbre superar escollos en equipo; al ingresar al lugar, algunos “detalles” en el patio nos espantaron, todos los vidrios del lugar, esta vez, todos, fueron rotos; alimentos, elementos de limpieza, desparramados, material didáctico roto…

Fue ver el esfuerzo de 44 años pisoteado, violentado, ultrajado, el mismo esfuerzo que grandes y chicos junto a las familias realizamos sólo por amor a una actividad y a una forma de vida que nos hace estar siempre listos para servir a quién sea y dónde sea… cómo puede haber tanta maldad en menores (sí menores, porque por lo menos uno fue atrapado en la huida, tanto ensañamiento y tanta impunidad!

Nosotros no lo podemos entender, queremos gritarlo para que todo el mundo se entere como si de esa manera pudiéramos tapar cada agujero, remendar, pegar cada juguete, estamos desolados, pero con la garra que nos caracteriza para salir adelante.

La denuncia está hecha, quien fue llevado en el móvil policial tal vez junto a sus “amiguitos” se amedrenten y cambien sus formas de crecer y proceder con sus vecinos.

Pedimos hacer pública esta espantosa situación porque, como Grupo, intentaremos reparar estos daños para que nuestros niños y adolescentes continúen con la actividad como cada sábado, pero seguramente tendremos que recurrir a la comunidad y a las autoridades pertinentes para que nos ayuden porque esta usurpación y el temor a que se repita es difícil de superar.

Lo sufrimos en carne propia y es terrible, eso lo podemos asegurar.

 

 

Nota anterior

La peña de San Lorenzo avanza en la construcción de su sede

Nota siguiente

Ana Garcia Blaya, directora de “Las buenas intenciones”

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.