Locales

Representantes estudiantiles se organizaron en una mesa de diálogo por el conflicto de las becas “Tandil Estudia”

Fueron convocados por la Comisión a raíz del reclamo que elevaron en el mes de septiembre en relación a la situación de las becas Tandil Estudia, las cuales no fueron otorgadas en todo el año por decisión de la Dirección de Juventud del Municipio de Tandil y al día de hoy acumulan nueve meses de deuda.

“En virtud de la aletargada ausencia de respuestas y ejecución de las mismas, y teniendo en cuenta que la dilación en dicho otorgamiento provoca un riesgo profundo en la continuidad pedagógica de muchos jóvenes estudiantes de nuestra ciudad, exigimos que arbitren de inmediato los medios necesarios para regularizar la situación de las Becas Tandil Estudia”

La Federación Universitaria del Centro de la Provincia de Buenos Aires (FUCPBA) y estudiantes de distintos institutos terciarios de Tandil participaron el pasado miércoles de la Comisión de Cultura y Educación del Concejo Deliberante donde expresaron la preocupación por la no ejecución en todo el año de las becas “Tandil Estudia” estando a un mes de finalizar el 2020.

Representantes del movimiento estudiantil de la educación superior universitaria y no universitaria se organizaron en una mesa de diálogo profundizando el conflicto que desde el mes de septiembre vienen denunciando ante el Concejo Deliberante.

“El contexto de pandemia global al que asistimos como pueblo acentuó los indicadores de una crisis económica desesperante. En materia educativa las desigualdades socioeconómicas preexistentes se incrementaron y amalgamaron con nuevas variables de acceso a la educación pública.

La desvinculación pedagógica de miles de estudiantes durante este año se dio a raíz de la brecha digital que se puso de relieve con la reorganización de clases en entornos virtuales, pero continúan siendo un fenómeno de expulsión las condiciones socioeconómicas en que chicos y chicas transitan sus trayectorias académicas” mencionan los representantes del gremio estudiantil.

Resaltan como alarmante la liviandad con la que el Municipio de Tandil en un año de extrema crisis decidió postergar el alta en la ejecución de las becas con el propósito de reevaluar las condiciones de otorgamiento de las mismas sujetas al actual contexto de pandemia, proceso que ya lleva ocho meses de evaluación sin ningún tipo de respuesta o solución para el grupo poblacional destinatario del Programa Tandil Estudia.

Así mismo denuncian que la reciente voluntad del Municipio de Tandil de readaptar el sistema de becas hacia una batería de recursos que permitan incorporar la variable ‘conectividad’, no solo postergó aún más la resolución del conflicto que desde el mes de septiembre vienen denunciando, sino que suma un agravante aún más complejo y desolador para su sector: “el relevamiento que se propuso llevar adelante el Municipio para diagnosticar las situaciones de desvinculación pedagógica nos dejó por fuera a los estudiantes del nivel superior” explican.

La dirigencia estudiantil sostiene que “las modalidades virtuales e híbridas de educación continuarán formando parte de la organización del Sistema Educativo posterior al corriente año. En el nivel superior ya existen decisiones anticipadas que nos direccionan hacia un ciclo lectivo 2021 con trayectorias educativas en entornos virtuales. Es por esto que resulta urgente que el gobierno municipal comprenda a la conectividad como un derecho ciudadano, que excede la actual coyuntura de pandemia y las voluntades individuales. Como también la necesidad de regularizar las becas Tandil Estudia sobre la base de una proyección que nos permita iniciar el próximo ciclo lectivo con las condiciones dadas para la ejecución de las mismas a todos sus destinatarios”.

En este sentido se posicionan exclamando que “las becas del Programa Tandil Estudia se constituyen en una de las políticas públicas que expresan para la comunidad educativa un derecho básico de ayuda económica, con el propósito de promover la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación pública. Y es en este sentido donde evaluamos la grave falta institucional por parte del Municipio de Tandil al no haberlas otorgado en ninguna de las partidas mensuales del corriente año. Implica un retroceso en un derecho que fue adquirido y un abandono significativo en las trayectorias de cientos de jóvenes estudiantes de la ciudad”.

A menos de un mes de finalizar el ciclo lectivo del 2020 y con el presupuesto otorgado para la ejecución de las becas Tandil Estudia los representantes del movimiento estudiantil propusieron ante la Comisión de Cultura y Educación una modalidad de pago retroactivo donde se recupere lo perdido del año, que los estudiantes del nivel superior sean incorporados como población destinataria en la reconversión de las becas y conformar una mesa de trabajo para consolidar la asistencia a los estudiantes como política pública.

“No se puede frenar el apoyo y el sostenimiento de los y las estudiantes universitarios/as y no universitarios/s tandilenses que encuentran en la educación pública un espacio donde desarrollarse y profesionalizarse a fin de devolver a la comunidad todo el esfuerzo colectivo que implica acompañar las trayectorias educativas” concluyeron.

 

Nota anterior

✝ Sigirfredo Salvador Fernández

Nota siguiente

Protestas de trabajadores de Loimar ante la reapertura de la fábrica por un nuevo grupo inversor

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.