Sociedad

Pese a la falta de conectividad y en pandemia, los chicos de barrio Movediza II cumplieron con las tareas escolares

El 20 de marzo del 2020 se declaró la pandemia por el coronavirus en el país y a partir de allí los chicos de todos los niveles educativos no pudieron ir de manera presencial a la escuela.

De todos modos, los docentes, directivos y por sobre todo las familias y los alumnos, dieron su mayor esfuerzo para  aprender los contendidos educativos, tanto sea para trabajar con los cuadernillos como de manera virtual.

En este sentido, en los distintos barrios de la ciudad, los niños y jóvenes comenzaron, como pudieron, a realizar las tareas escolares.

En este caso, en el barrio Movediza II los nenes no contaban con conectividad. La virtualidad resultaba muy compleja ante la falta de red de Wifi y computadoras. También, la escasa cantidad cuadernos, hojas, lápices, y todo tipo de útiles escolares complejizaban aún más la situación.

De todas maneras, las mamás comenzaron a buscar soluciones para que sus hijos puedan acceder a la educación. Ana fue uno de los casos. Ella se encontraba totalmente desesperada porque Alexis no podía realizar las tareas escolares. La madre  no sabía de que manera podría resolver la  situación y acudió al comedor “Corazones Movedizos”  para habla con Paola. Ambas acuerdan que Alexis asista a la casa de Paola para recibir, de manera desinteresada, clases particulares.

Ante los buenos resultados, Alexis, comienza a contarle a sus vecinos y amigos que Paola lo ayudó y así se sumaron,  en total, 21 chicos. Diversas edad y niveles de primero a sexto año retomaron sus estudios y estaban avanzando en el aprendizaje.

Paola comenzaba la jornada a las ocho de la mañana y la finalizaba a las 16 horas, aunque no tener contacto con los docentes y la imposibilidad de no contar con hojas de carpetas, lápices, punzones, lapiceras, reglas agravaba cada vez más la problemática educacional.

Ante tal panorama, una amiga de Paola realiza un posteo en Facebook contando la situación del barrio a los tandilenses. Muchas personas de la ciudad se movilizaron y los niños pudieron recibir útiles escolares. Aunque, en algunos casos, la solidaridad no logra satisfacer la necesidad de contar con todos lo necesario.

Mientras tanto,  en el lugar  se encontraba trabajando el padre Andrés de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, quién comenzó a movilizar al grupo de “Misioneros Del Carmen” y lograron recolectar muchos elementos escolares.

PNT Diario Digital, habló con Paola Quero, sobre el esfuerzo que realizaron los chicos y sus familias para completar el atípico ciclo escolar y nos contó que “muchos chicos no tuvieron contacto con sus maestras  ni siquiera podían escucharlas. Ellos me preguntaban: ‘Seño ¿voy bien? o ¿Voy a pasar? y les afirmaba que sí, pero lo más lindo sucedió  cuando logramos una conexión virtual a través del teléfono y realizamos, todos los viernes, videollamadas”.

“Alexis, Morena, Alexander y muchos chicos del barrio querían hacer las tareas, pero estaban atrasados con las entregas. De todos modos, logre ponerlos al día, entregaron lo adeudado más todos los contenidos nuevos que los docentes iban dando. A veces algunos nenes venían los sábados para cumplir con los cuadernillos”, dijo Paola.

Además, agregó: “Me emociona saber que pasaron de año porque recuerdo los audios que me mandaban las maestras. Escucharlas llorar a las señoritas de Alexis o de Morena porque no podían creer los avances y lo orgullosas que estaban de la niña porque era la última y termino siendo la primera, fue muy movilizador “.

“A Morena no le habían conocido la voz leyendo, salvo hasta la semana de la lectura. La felicidad de la señorita cuando me decía: ‘lograste que leyera’ y conseguiste estimularla para las tareas de música fue increíble”, narro emocionada.

Quero, también, manifestó que “la maestra de Alexis, Josefina, estaba contenta con los avances que realizó en sus trabajos escolares. A fin de año trajeron las notas y las devoluciones fueron muy buenas. Tanto las maestras como yo nos emocionamos mucho y el corazón quedó pleno de la alegría que sentimos”.

Para finalizar, aseveró: “Quedaron algunos chicos con tareas pendientes porque no tuvieron mucha continuidad. Por eso, ese grupo comienza a estudiar para rendir a mediados del mes de febrero. Haremos todo el esfuerzo necesario para que puedan terminar sus tareas escolares”.

 

Nota anterior

Trotta confirmó que se distribuirán cerca de medio millón de computadoras en el país

Nota siguiente

Coronavirus en Argentina: murieron 90 personas y se registraron 5.031 casos positivos

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.