Sociedad

Pese a la falta de agua, en un comedor del Barrio Movediza II crearon una huerta y dan apoyo escolar

La situación social de nuestro país no es sencilla, la inflación, el incremento de precios en alimentos, indumentaria, útiles escolares complejizan la vida cotidiana de los argentinos.

En Tandil la realidad de los barrios no queda muy distante a lo que sucede a nivel nacional, pero ante éste panorama se incrementa con la crisis sanitaria que padece la ciudad provocada por la pandemia de coronavirus.

A pesar de la situación social y económica, en el barrio Movediza II, se suma la falta del suministro de agua potable. Más de 90 familias que residen en el sector delimitado por las calles Azucena, Rodríguez, González Pacheco, Galicia y Ruta Provincial 30, no poseen el servicio. Tampoco hay asfalto, ni cloacas ni red de gas natural.

De todos modos, en el lugar la insuficiencia del servicio no fue un impedimento para tener  esperanza, solidaridad y caminar junto al prójimo para “salir” adelante.

En este sentido, hace menos de un mes comenzó a funcionar un comedor barrial. Las personas que habitan por Formosa, entre Azucena y Alvarado brindan el almuerzo a 16 familias, es decir a  58 vecinos del lugar.

Además, la Parroquia del Carmen colabora con diferentes familias.  El padre Andrés Pérez junto con las catequistas Susana Olaechea y Elena González Borda y el grupo “Misioneritos del Carmen” ayudan con productos alimenticios, juguetes, útiles escolares, ropa, mobiliario para tratar de satisfacer las necesidades en el barrio.

El equipo que conforma el comedor está compuesto por Paola Quero, Marisa Toledo, Andrea Simón y Ezequiel Aribe, entre otras muchas manos solidarias que dan apoyo escolar, viandas y trabajan la tierra para constituir una huerta comunitaria.

Andrea Simón fue quien dio una porción de su terreno para comenzar a trabajar. Ella es la encargada de la Huerta además de cinco mujeres y un varón. Todos realizan las tareas con los elementos prestados, pero necesitan herramientas como palas, rastrillos y también semillas de estación.

“Dimos ‘vuelta’ la tierra y nos prestaron palas y rastrillos, pero necesitamos semillas, mangueras para riego y herramientas”, aseveró Andrea.

Por otra parte, Paola Quero da apoyo escolar pese a la falta de conectividad y en pandemia los chicos del barrio cumplieron con las tareas escolares de la Escuela del Cerro.

Quero, aseguró: “Prefiero que los chicos estén en el comedor y no en la calle. Con el estudio podrán avanzar en la vida. Llegaban los nenes al comedor y les dábamos el desayuno y luego comenzaban con las tareas escolares. El esfuerzo que realizamos es para que ellos no dejen la escuela.”

“Se necesitan útiles escolares como cuadernos, lápices de colores, hojas, punzones, sacapuntas, carpetas, computadora, impresora, cartucheras, goma, reglas y demás elementos para poder realizar apoyo escolar”, afirmó Quero.

Por último, Ezequiel Aribe, uno de los coordinadores del comedor, dialogó con PNT Diario Digital y manifestó que “con lo poco que tenemos hacemos todo casero. Elaboramos los tucos, empanadas entre otras comidas . Hay dos personas que amasan y otras dos que hacen otras labores.”

“Para mí el comedor es un trabajo y me gusta ayudar. Lo más importante es que los chicos tengan alimentos. Un adulto toma unos mates  y ya está, pero hay muchas criaturas que tienen que comer. Ellos son el futuro”, dijo.

También, Aribe, contó: “Me ofrecí a cocinar y quedé como coordinador por ser responsable y saber organizar a la gente.  A las viandas no las hacemos por interés, sino porque somos solidarios”.

“Estuvimos trabajando en la huerta. También en la cocina, pero lo que más me importa es que las chicas que trabajan en el comedor sean compañeras. Los viernes nos reunimos con otras coordinadoras para planificar que comida elaboramos para los días lunes. Todo lo que realizamos es con mucho sacrificio”, concluyó.

Para donaciones:

A todas aquellas personas que quieran colaborar con alimentos, útiles escolares,  silo bolsa, alambres, chapas, tirantes, material de electricidad o elementos para las labores de la tierra podrán acercarse a la Secretaría Parroquial, ubicada en avenida España 62 de 16:30 a 19 horas.

También podrán comunicarse para las donaciones, en forma privada, al Facebook: Parroquia Nuestra Señora del Carmen Tandil o al Instagram @virgendelcarmentandil o al teléfono 2284 502003.

Nota anterior

Dos pacientes murieron y se reportaron 27 nuevos casos de Covid-19 en Tandil

Nota siguiente

✝ Luis Elicegui

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.