Sociedad

El Comedor “Peque La Elena” ayuda a 43 familias tandilenses

En el 2021 los comedores se convirtieron en lugares esenciales para los cientos de familias que, sin posibilidad de trabajar, se acercan a pedir un plato de comida. El coronavirus, en nuestra ciudad, incrementó e impactó en las condiciones económica de miles de hogares tandilenses.

Por esta razón, se inauguró el Comedor “Peque La Elena” en la casa de Antonio Pernicone, ubicada en Jujuy 1727 en el barrio Los Charitos. El lugar primero comenzó como merendero y luego se transformó, por las necesidades de quienes asisten, en un comedor.

Allí, en su cocina, junto a su esposa Laura Gallego y varios colaboradores como Alejandrina Vásquez y Belén Segovia preparan la cena dos veces a la semana y la merienda para 43 familias, en total, son alrededor de 120 personas. Además, establecieron un “roperito” para repartir indumentaria, calzados, ropa de cama para niños y adultos en la zona.

En sus comienzos recibieron ayuda de diversos espacios y sectores políticos, para poder brindar el servicio y cumplir con todos los protocolos sanitarios requeridos por el covid-19.

Por eso, en el comedor adoptaron la modalidad de entrega de viandas. Lunes y viernes se reparten los alimentos de 17 a 21 horas y la merienda los miércoles de 14 a 18 horas.

De todos modos, la demanda aumentó y las donaciones cayeron mucho, especialmente lo relativo a carne y verduras. También necesitan puré de tomate, aceite, azúcar entre otros alimentos.

PNT Diario Digital, habló con Antonio Pernicone sobre el surgimiento del comedor y la situación social que viven cotidianamente en el barrio.

“En la pandemia mucha gente vive de ‘changas’ y con la cuarentena y las restricciones sanitarias no podía salir a trabajar y al observar la necesidad de los chicos que no tenían para tomar leche me movilizo a empezar con la entrega de meriendas y luego arrancamos con cena”, explicó.

Y luego, continuó: “hay 60 chicos y chicas de todas las edades. Muchas personas del barrio La Movediza se acercan a nuestra casa. La verdad que no esperábamos tanto movimiento. Cuando empezamos eran 10 familias, es decir 70 personas y ahora son 43”.

Perniconi, además, argumentó que “es sorprendente la necesidad, pero no podemos absorber muchas familias porque no nos alcanzaría la mercadería.”

“El proyecto es tener un lugar más amplio y luego dar cursos y capacitar a la gente. Me falta techarlo y colocar el piso, pero, momentáneamente, uso mi casa para hacer el comedor”, concluyó.

Para todas aquellas personas que quieran donar chapas, maderas, ladrillos o alimentos como carne, verduras, puré de tomate, aceite, azúcar y latas de atún podrán acercarse al Comedor “Peque La Elena” ubicado en Jujuy 1727.

Nota anterior

Por tercera semana consecutiva descendieron los casos positivos en Tandil

Nota siguiente

Coronavirus en Argentina: confirmaron 61 muertes y 3.658 nuevos contagios en las últimas 24 horas

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.