Locales

El Movimiento Activista Animal renunció a COPECOS

El Movimiento Activista Animal lanzó un comunicado para expresar la renuncia a la Comisión Permanente de Control y Seguimiento (COPECOS).

En la misiva afirma que “desde la irrupción en la escena pública local, allá por el año 2018, la Organización siempre tuvo en claro cuál era (y sigue siendo) su objetivo de máxima: la interpelación al Estado desde una mirada críticoconstructiva, en lo relativo a la fauna urbana doméstica local y su relación con las políticas de salud pública.

Esto se traduce en la búsqueda de instrumentos, efectivos, modernos, que asimilen que la salud es una sola, sin perder de vista que es obligación indelegable e intransferible del Estado – en todos sus niveles – garantizar el cumplimiento de éstas máximas, con el acompañamiento de las organizaciones y también de la comuna.

En todo este proceso, el Movimiento Activista Animal ha expresado su total voluntad institucionalista, siempre apostando al dialogo sincero y frontal como el medio para construir acuerdos genuinos, sin conflicto de intereses y con el diseño de políticas públicas idóneas como meta.

En este sentido, formamos parte de la Comisión Permanente de Control y Seguimiento (COPECOS/Orza. Mun. 7028/96) con la finalidad de lograr canalizar a través de ésta el aporte organizacional en pos de lograr resolver la problemática de la fauna urbana doméstica en la ciudad. Nuestra voluntad de cambio, sin embargo, se vio obstaculizada en forma constante y sistemática, a partir de la propia comisión, que más allá de no ser ésta un apéndice de ninguno de los tres poderes y de no tener carácter vinculante, fue asimilada por nuestra organización como el medio para canalizar aquellas cuestiones que vinculaban a las organizaciones del tercer nivel con la problemática de la fauna urbana doméstica en Tandil.

La falta de diálogo sincero por parte de funcionarios de la actual gestión, la ausencia de respuesta institucional ante nuestras demandas – violando la ordenanza local nº 15.931 de acceso a la información pública – y la constante desacreditación ante cualquier propuesta por la organización impulsada – por caso, el proyecto de una nueva ordenanza modelo que cambiara el paradigma actual de nuestra fauna urbana – fueron moneda corriente durante los años que transcurrieron desde nuestra pertenencia a dicha comisión, a la fecha.

La temprana identificación de un diagnóstico poco alentador, a saber: que la principal anomia la padece el propio Estado local, fue quizás nuestro peor pecado. Señalar que a partir del no cumplimiento de leyes nacionales, como la 14.346, la propia ley provincial 13.879 y las ordenanzas locales promulgas por la actual gestión, se podía explicar el origen de una problemática de salud pública en escalda en cuanto a su complejidad, supuso ubicarnos en un lugar incómodo para nuestros interlocutores. Sin embargo, y más allá de esta percepción, la organización nunca dejó de aportar proyectos tendientes a resolver el problema de raíz, yendo siempre a las causas, alejándonos de las consecuencias, entendiendo que era necesario cambiar el paradigma respecto al tratamiento de la fauna urbana, sin antes reconocer la existencia de la problemática como paso ineludible para enfrentarla y suprimirla.

En virtud de lo antes mencionado, y con el objetivo de salvaguardar la integridad de la organización, habida cuenta de la sistemática desacreditación de nuestras propuestas tendientes a resolver una problemática que trasciende cualquier bandera política y que se vincula directamente con la salud pública, hemos tomado la decisión de abandonar la COPECOS. Entendemos, en conclusión, que la única finalidad de ésta es resguardar intereses sectoriales, obturar el dialogo de todos aquellos que entendemos que existen otras formas de resolver esta problemática, y censurar cualquier proyecto antagónico a los intereses que la mencionada comisión tiende a resguardar.

Nota anterior

El Foro de Niñez y Adolescencia se reunió con autoridades de la Anses

Nota siguiente

La Usina comenzó las obras para la colocación del primer surtidor eléctrico

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.