Locales

Garantizarán en dependencias municipales personal que pueda comunicarse por lenguaje de señas

El bloque de concejales de Juntos por el Cambio y la Dirección de Discapacidad y Adultos Mayores de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat elevaron un proyecto de ordenanza de capacitación obligatoria sobre discapacidad desde una perspectiva de los Derechos Humanos para quienes se desempeñan en los poderes ejecutivo y legislativo de Tandil.

La iniciativa del gobierno local y el bloque oficialista apunta a promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de derechos y libertades de las personas con discapacidad, de acuerdo a lo previsto por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En palabras de la Convención: “La discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación integral en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.

En este sentido, es mandatorio generar políticas públicas transformadoras de las estructuras sociales que -por desconocimiento- estigmatizan e impiden la participación plena de las personas con discapacidad.

No hay dudas con respecto a la necesidad de erradicar cualquier tipo de discriminación, generando los apoyos necesarios para la toma de decisiones y el goce pleno de los derechos con participación activa y autónoma de las personas discapacitadas, brindando los apoyos necesarios para la toma de decisiones.

Claro que la aplicación práctica en el plano material de estos conceptos nos lleva a repensar el entorno para que el reconocimiento del derecho de las personas con discapacidad a la participación plena en la sociedad no sea meramente declarativo”, reflexionó el concejal Luciano Grasso.

Es por eso que el texto del proyecto es taxativo al prescribir la obligatoriedad de que al menos una persona en cada dependencia pueda comunicarse utilizando lenguaje de señas.

El concejal apuntó que la propuesta constituye un paso lógico dentro de las políticas de salud y discapacidad que el Concejo Deliberante ha convalidado en acompañamiento del Departamento Ejecutivo, institucionalizando programas relacionados.  “Se creó un Consejo Asesor de Políticas de Discapacidad, la Dirección Municipal de Discapacidad y los planes de obras públicas incluyen un continuo incremento de rampas en toda la ciudad. Se incorporó en el Teatro Municipal del Fuerte sonido para hipoacúsicos. Existen programas de abordaje del espectro autista. Se otorgan permisos laborales y de transporte y tránsito especiales a personas con discapacidad. Se modernizó el funcionamiento y prestaciones del Hospital Santamarina y del área de Salud Mental”, enumeró.

El proyecto tiene en miras generar prácticas que contribuyen hacia un Tandil inclusivo. La directora de Discapacidad y Adultos Mayores, Lucía González, consideró que “deja en claro que la capacitación de quienes cumplen funciones en el Estado es una herramienta para construir una sociedad más equitativa, donde la participación sea plena y efectiva. Todo ello en el marco del programa «Tandil, ciudad Libre de Discriminación» instituido por la Ordenanza Nº 11.829”.

La funcionaria también anticipó que “dentro de los próximos días se prevé una reunión con representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales y la Mesa de Discapacidad -probablemente por videoconferencia de acuerdo al estado de la pandemia- para dialogar sobre el proyecto y recibir aportes”.

Nota anterior

✝ Sonia Lorena Zurbrigk de Laborde

Nota siguiente

Casa Violeta lanzó una campaña de aportantes para continuar su trabajo contra las violencias de género

The Author

plandenoticias

plandenoticias

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.